"Amor mío, amor mío.

Y la palabra suena en el vacío. Y se está solo".

Vicente Aleixandre.

Seguidores

miércoles, 24 de abril de 2013

La imagen de nuestras palabras.



Estoy pensando que no hay tanta diferencia entre hablar y mirar. Decimos que vale más una imagen que mil palabras, rebuscamos en nuestra cabeza para encontrar esa frase original, elegante, perfecta que describa el momento que estamos viviendo, lo que sentimos junto a alguien especial, o un paisaje que sólo nosotros hemos podido contemplar. Y siempre, aún sin pretenderlo, pensamos como si de una fotografía se tratara. Descubrimos, casi sin querer, que las imágenes son otra forma de poesía, que sustituyen en nuestro cerebro a lo que no sabemos, no podemos o no queremos expresar, que no hay tanta diferencia entre un instante perpetuo y unas palabras más o menos ordenadas, porque ambas cosas pueden llegar a transmitir lo mismo.

Me gustan los abrazos, esos que sin querer me hacen cerrar los ojos al tiempo que me roban una sonrisa que no sabía que tenía entre los labios. Haced una pequeña prueba, pensad en ese abrazo, ese que tanto nos gusta, ese abrazo cargado de cariño y de ternura, ahora tratad de describirlo con palabras… A que no desaparece la imagen de sus brazos rodeándoos el cuello. Sin duda la imaginación nos permite dar rienda suelta al deseo, y así, sentir profundamente lo que evoca una imagen, hasta ser capaces de expresarlo con palabras. Y es este poder el que hace que nos demos cuenta de que nadie puede dañar nuestros sueños, que en ellos siempre habrá caminos que se entrecrucen con la realidad para hacerla más llevadera.

Así pues, un poema, se convierte en una forma de mirar, de capturar un instante, un breve estado de éxtasis, donde nuestra óptica personal dialoga con ese preciso momento, ese en el que la mente se sirve de lo que hemos visto antes para crear un trazo continuo, a partir de una perspectiva basada en la memoria, en la historia, en los sentimientos o en la captura accidental de un segundo, que no es sino el producto más esencial del espíritu del ser humano. Y no hace falta analizarlo mucho más, simplemente dejarse llevar, y que la explosión de las palabras se refleje en una respuesta a tanta belleza derramada, a ese abrazo, a ese instante frente a un paisaje o junto a alguien especial…

La estrecha relación entre escribir un poema y sacar una fotografía hace que cada lector establezca inconscientemente una especie de revelado natural de cada verso. Cuando se escribe un poema, al igual que cuando se toma una fotografía, existe una especie de paralelismo entre lo que buscamos y lo fortuito, lo que queremos expresar y lo que el lector o el espectador acaba entendiendo. El poema que declara y alude, la imagen que desnuda y detalla. Nada de esto es realmente tangible, es más como un visillo que deja entrever una ventana a nuestro interior, a un nuevo día. Tomar una fotografía o escribir un verso convierte un instante en algo perpetuo, en algo nuestro.


36 comentarios:

  1. Lo que se vive y se ve, de ambas cosas podemos alimentar el espíritu, ambas cosas podemos plasmarlas sobre un papel, describirlas, acercar un poco al lector a una realidad que solo sabemos nosotros que tan intenso ha sido y que guardamos en nuestro interior, no es hasta ahora luego de leer tu entrada, que he reparado en eso, como suele ser, es un placer leerte soledad, un saludo a la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta ese papel que me asignas, jejeje, eso de ser esa especie de conciencia subliminal. Bromas aparte, nuestro cerebro se las apaña para resolver el dilema, somos capaces de ver lo que escribimos y de describir lo que vemos, y lo que es mejor, somos capaces de que quien observa comprenda lo que queremos describir.

      Besos

      Eliminar
  2. Cierto Soledad, nuestra capacidad no la desarrollamos en su totalidad, pero aún así podemos captar cosas, instantes imperceptibles en un objeto, aparentemente inerte y nosotros darle vida. Por otra parte, el lenguaje del cuerpo es más rico que la misma palabra,una sonrisa franca que no desaparece de repente sino que perdura iluminando el rostro, te garantiza una cierta certeza de su veracidad.
    Cuando escribimos un poema, se disponen todos nuestros sentidos más ocultos a desplegarse para que plasmemos aquello que sentimos y que nos conmueve , según el grado que tengamos de saber trasmitir lo entrañable que nos impulsa a escribir.
    Gracias Soledad, te dejo mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por prestarme tu compañía de nuevo. Cada día se nos presenta la posibilidad de expresar con palabras o con imágenes aquello que sentimos o disfrutamos, cada día aprendemos a hacerlo mejor, estoy segura de ello, pero además este entrenamiento diario nos sirve para que quede en nosotros un poso que nos ayude a ver la vida con ojos más limpios.

      Besos

      Eliminar
  3. Así es soledad, somos capaces de crear, como tú con tus escritos, todos tenemos algún don, hablando del don, ¿dónde andas? jejeje, bueno donde sea, te deseo un buen fin de semana, supongo que en tu sillón orejero, o ¿ya hace buen tiempo por allí como para salir? Un saludo a la distancia soledad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo negar que cada día resulta más complicada la tarea de crear un nuevo post (tiempo, temas, fuerzas) pero aquí seguimos al pie del cañón con más o menos fortuna. Mi sillón orejero, al igual que muchas otras cosas anda un poco abandonado, pero ahí está también, esperándome, paciente y amable, como todos tus comentarios.

      Gracias por tu preocupación, pasa buen finde...

      El tiempo por estas tierras parece que nos da un respiro, pero no podemos confiarnos mucho, todo puede cambiar, y lo hará.

      Eliminar
  4. Cuando escribimos buscamos transmitir al lector lo que nosotros sentimos. Bien al contar una historia o simplemente un pensamiento o una reflexión de tal manera que llegue a ellos con la misma intensidad que sale de nuestro interior al plasmarlo en nuestro blog.
    Escribir es maravilloso y que le llegue a la gente te hace sentirte especial, te alimenta el espíritu.
    Sigo varios blogs y entre ellos el tuyo y cada uno me aporta una cosa diferente. Reconozco que hay gente que escribís muy bien y lo que es más difícil transmitir y tu eres una de esas personas . Gracias por ello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, casi me pongo colorada...

      En mi caso escribir cumple una doble función, por un lado, la personal, es una terapia, trato de que lo que bulle en mi, en mi cabeza salga al exterior y no acabe carcomiendome el alma, por así decirlo, unas veces es algo más personal, otras, como esta, una simple reflexión sin más importancia.

      La otra función, la externa, es crear algo bello en lo posible, dar rienda suelta a mis posibilidades como comunicadora (esto suena algo pedante pero si no, no lo haría en un blog público), trato de que, ya que escribo algo, sea bello en lo posible, y sobre todo, que trasmita, unas veces una parte de mi, otras algo que se pasó por mi cabeza en un momento dado. Esto no quiere decir que lo consiga, solo es mi pretensión.

      Componer una entrada en mi caso al menos, son algunas horas de trabajo, soy incapaz de escribir de una pasada y dejarlo tal cual. Respeto la idea original por la frescura que pueda tener en la idea en sí, pero debo concretarla hasta pulirla y que refleje lo que realmente quiero decir. A veces supongo que lo consigo, y que otras no lo haré del todo. También sigo muchos blogs, aunque no participe en ellos (sigue siendo mi asignatura pendiente) y ni que decir tiene que de cada uno aprendo algo, hay verdaderos genios en la blogosfera, algunos mucho mejores que los que escriben profesionalmente, aprender es otra forma de vivir mil vidas.

      Gracias de nuevo y mil besos

      Eliminar
  5. Escribir un poema es fotografiar con el alma y eso es difícil muy difícil. Estupendo post
    Besos
    Nela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nela. No suelo escribir poesía, aunque tengo algunas como todos, creo (no las publico, me da vergüenza, lo reconozco) y tienes razón en que es difícil fotografiarse el alma y reflejarlo luego en un papel, pero probando, probando se va consiguiendo. Tal vez no sean obras para la antología poética de nuestro tiempo, pero...

      besos

      Eliminar
    2. No es necesario que sean obras de antología poética, ya que he leído poemas de grandes poetas, de esos que marcan la literatura universal, y me han parecido, con perdón, "una caca" y sin embargo he leído en blogs, algunos, que me han llenado y me han hecho sentir sensaciones y emociones intensas, sin metricas perfectas y palabras grandilocuentes. Todo esta, como en tí, en fotografiar el alma sin cámara.
      Yo soy poco dada a la poesía, pero si escribiera alguna la publicaría, no te de vergüenza de plasmar lo que sientes, aquel que critica lo que otro escribe, es porque se ve incapaz de hacerlo él mismo. A mi me encanta como lo haces.
      Un beso
      Nela

      Eliminar
    3. A mi me pasa en cierto modo lo mismo, hay grandes firmas de la antología literaria española que me dejan fría, es más, no me dicen absolutamente nada o ni siquiera me gusta como escriben (no solo en poesía), sin embargo hay montones de personas corrientes que me llenan, me enseñan, les entiendo y comparto lo que dicen y cómo lo dicen. De hecho, leo muchos blogs y hay verdaderos genios de las letras por ahí repartidos sin que su obra salga de un pequeño círculo, esa es su grandeza en cierto modo.

      Por mi parte cada vez que me siento aquí para escribir algo (cada vez me resulta más complicado hacerlo), trato de que lleve impregnado un retal de belleza, por poco que sea y en la medida de mis posibilidades que no son muchas, eso es algo que no puedo ni quiero evitar, pues en la medida que lo consiga se acercará a lo que yo quiero encontrarme por ahí cuando repaso la obra de otros, soy muy exigente conmigo misma en estas cosas.

      Gracias por tus palabras y por acercarte hasta aquí. Un beso de noche primaveral.

      Eliminar
  6. No sé si siempre una imagen vale más que mil palabras, lo que sí sé es que, para mí, la poesía, muchas veces, es demasiado abstracta. Tanto, que no consigue conmoverme; incluso, no logra, que me pierda entre la armonía de sus palabras. Sin embargo, hay textos tan visuales que consiguen que veas el escenario donde ocurre la acción, o que vivas plenamente las sensaciones de sus protagonistas. Si, encima, a las imágenes y a las palabras las acompañamos de una banda sonora, el paquete está completo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad amiga, que muchas veces un poema resulta complicado de desentrañar, de sacar una imagen clara de lo que cuenta, pero yo no entiendo la poesía únicamente como una serie de versos y rimas encadenadas, a veces, muchas veces, es más poético un texto en prosa, escrito con cariño, con sensibilidad, con humanidad... Y si como tú dices se le añade la banda sonora adecuada, ufffff, entonces ya, puede ser mágico, en mi caso El cant dels ocells de Pau Casals sería ideal (http://youtu.be/COR3lMXKAfg).

      Besos.

      Eliminar
  7. Es que un poema lo entienden las personas enamoradas o con una cierta sensiblidad creo yo, o es que cada persona lo interpreta de una manera u otra, porque un poema es de cada uno y cada uno podemos entender cosas distintas,es un poco complicado de explicar y también lo es ponerse en lugar de quien escribe algo que sintió.

    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, yo creo que un poema, salvo excepciones porque resulte algo enrevesado, como digo, un poema lo puede entender cualquiera, la mayoría están escritos en una especie de lenguaje universal que cualquiera con un mínimo de sensibilidad logra captar. La interpretación es normal que dependa de quien lo lee, en cierto modo de eso se trata, cada uno lo asimilamos, por decirlo así, y lo adaptamos a nuestro entender, a nuestra vida, esa es una de sus grancezas. No es necesario ponerse en la piel de nadie para leer un poema pues nadie sería capaz de hacerlo en su totalidad, lo bonito es buscarle un significado tan cercano a nosotros, los lectores, que consigamos que forme parte de nuestra vida.

      Besos

      Eliminar
  8. Las palabras son un reflejo, pero... las mías no son capaces de captar la verdadera belleza de un acontecimiento, siempre se quedan cortas.

    El sentimiento siempre es más fuerte que la palabra.

    Es un placer leerte, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de las que cree que a escribir también se aprende, lo importante es ponerse a ello y no desfallecer con los primeros intentos, nadie nacemos enseñado. Si se es capaz de descubrir un instante, un casi imperceptible instante, con práctica se puede llegar a mostrar todo su esplendor en unas palabras, no es necesario que éstas sean grandilocuentes, sólo se necesita que sean sentidas y sinceras.

      Besos, y mil gracias por venir.

      Eliminar
  9. Una imagen vale más que mil palabras, pero un sentimiento vale más que palabras e imágenes. Encantado de leerte.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, al final lo importante siempre es lo que se siente, lo que sentimos, al leer, al mirar, al hablar, al escuchar...

      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  10. La palabra es como un instrumento viejo, una herramienta oxidada que cumple su función, aunque pase de vueltas nuestros pensamientos, como un tornillo que se resiste a salir de su prisión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has descrito perfectamente Pepe, a veces ese instrumento tan afinado como son las palabras, por algún motivo se resiste a componer una melodía y por más vueltas que se le de somos incapaces de sacar nada en claro, a mi me pasa al menos, y con más frecuencia de la deseada.

      Un placer tenerte por aquí.

      Eliminar
  11. ¿Y cuando la mirada se vuelve opaca, cuando un pavor de cataratas nos llena la memoria de imágenes borrosas, qué escribiremos? Se me llena la poesía de presbicia, dichosa correlación.
    Un abrazo, y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay amigo!, cuándo la mirada se llena de oscuros retales de vida, con pensamientos vacíos y cargados de malas hierbas, de desenfoques gaussianos hasta difuminarlo todo, es mejor dejar lo que estamos haciendo para otro rato e ir al oculista. Si en esos momentos creamos algo, seguro que está lleno de malas vibraciones.

      Besos

      Tales de Mileto dijo: Busca siempre un que hacer; cuando lo tengas no pienses en otra cosa que en hacerlo bien.

      Eliminar
  12. El lenguaje corporal aveces dice mas que las palabras...Tremendisima entrada.!! Me he quedado por aca Te invito a pasar por el mio Saludos..!!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Idolidia por tu visita. Tienes razón, los seres humanos gozamos de esa ventaja, somos capaces de expresar muchas cosas sin necesidad de palabras, y lo que es más importante, somos capaces de interpretar (unas veces mejor que otras) lo que nos quieren decir con una mirada, un gesto, una pose... Creo que es aquí donde se junta imagen y palabra (no escrita ni dicha).

      Besos

      Eliminar
  13. De acuerdo con lo que dices, y me encanta tu forma de exponerlo.

    Yo adoro la imagen...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, yo también adoro la imagen, pero no sé hasta que punto podría desligarla de la palabra, en realidad pienso que ambas se complementan en más o menos proporción según el momento.

      Besos

      Eliminar
  14. saludos soledad,luego un tiempo reaparesco por aqui,que tengas un fin de semana pleno,besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro, yo también ando algo dispersa en este momento, siento no dedicarle todo el tiempo que desearía al blog, pero he de adaptarme a las circunstancias.

      Que tengas buena semana.

      Eliminar
  15. Como digo en mi blog "La fotografía como forma de ver la vida,mis viajes una experiencia vital a traves de las palabras"...Te invito a visitarlo.Un saludo.Helen.
    http://lafragu.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado tu blog, resulta una buena forma de conocer otras realidades.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Hola amiga, cuánta verdad en tus palabras, y qué manera de expresarlas, es un placer haber llegado a tu blog y si lo permites me quedo.

    Bonito día, abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer también para mi tenerte entre mis lectoras, puedes quedarte todo el tiempo que lo desees.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Imagen para el continente, palabra para el contenido.

    Es difícil explicar con palabras todo lo que vemos, pero la palabra permite desvelar lo invisible, lo que se oculta a la vista, lo que late en el fondo de la forma.

    Encantadora visita. También "me gustan los abrazos que me roban una sonrisa que no sabía que tenía entre los labios."

    Un placer; volveré de cuando en vez a viajar por tus páginas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, como mejor funcionan ambas es como complemento la una de la otra, llegar con la palabra donde no llega la imagen, y al revés, esa sería su perfecta sincronía.

      Un abrazo

      Eliminar