"Amor mío, amor mío.

Y la palabra suena en el vacío. Y se está solo".

Vicente Aleixandre.

Seguidores

domingo, 9 de diciembre de 2012

A veces la felicidad...




A veces, (y no quisiera generalizar demasiado o que mis palabras sonaran a moralina), cuando tenemos la felicidad frente a nuestros ojos, no sabemos verla. Siempre, o al menos muchas veces, pensamos más en lo que nos estamos perdiendo, en el deseo de las cosas que no tenemos, incluso cosas que otros poseen y nosotros envidiamos. Y la realidad es que todo lo que necesitaríamos para ser felices está ahí, al alcance de la mano. Estamos tan ciegos que creemos que la felicidad es algo difícil de alcanzar, y a veces hasta nos auto convencemos de que nunca vamos a lograr ser felices, cuando la realidad es que sólo depende de nosotros mismos.

Saber, y querer, encontrar la felicidad entre lo que tenemos a nuestro alrededor en mucho más fácil que buscarla más allá del horizonte;  valorar y cuidar todo lo que está al alcance de nuestros dedos, es a mi modo de ver, el primer paso para ser felices, y es mucho más fácil que pasarnos la vida buscando quimeras imposibles, en las que el riesgo, es desesperar y resignarse a ser infelices toda la vida. Soy de las que piensa que la felicidad no está en un lugar y hay que ir a buscarla, creo que la felicidad siempre está junto a nuestros pies, en la charla con un amigo, en la mirada de un niño, en una sonrisa cómplice… La felicidad es algo tan simple que se bebe gota a gota cada segundo de nuestras vidas, a veces incluso sin darnos cuenta.

Esto no significa que debamos renunciar a otros sueños más importantes, sino que mientras caminamos por la vida, no debemos olvidar los pequeños detalles que hacen el camino, que permiten a nuestros pies pisar firme, esos simples adoquines que pavimentan el suelo hacia nuestras grandes metas son tan importantes o más que la propia calzada.

Sabemos que los grandes momentos de la vida están llenos de preguntas. Los grandes encuentros están llenos de interrogantes, y en la medida en que hayamos sido capaces de alcanzar nuestra felicidad, seremos capaces de dar la respuesta correcta. Importa lo que somos y lo que queremos ser, y no tanto lo que tenemos o queremos poseer. La felicidad, como la vida, es un viaje de ida y vuelta, por eso, de regreso a casa, a la luna, al centro de la tierra o al interior de uno mismo, debemos ser conscientes desde dónde partimos, y qué era lo que nos rodeaba para ser justos con nosotros mismos. Todo es un gran viaje, en el que sabemos el punto de salida y el de llegada, pero no el tiempo que tardaremos, ni con qué o quién nos encontraremos. Y eso..., es lo mejor del viaje.

22 comentarios:

  1. La felicidad llega cuando se saben valorar los pequeños detalles que la vida nos regala cada día.

    Disfrutar de las pequeñas delicias cotidianas.

    Gozar con las cosas valiosas que no tienen precio.

    Y como dice Cavafis, ser capaces de disfrutar de todo lo que pasa en el viaje y no solo de arribar a destino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Guille, lo importante está en los detalles, en lo más cercano, en lo que pasa alrededor nuestro, en lo cotidiano... Si somos capaces de reconocer esto tenemos ya gran parte del camino andado.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Exactamente, la felicidad se define como lo habéis dicho. Me ha encantado esta entrada y tu blog es muy bueno. Un beso.

      Eliminar
    3. Gracias Cati por pasarte por mi casa, me alegra que te guste lo que aquí muestro.

      Un beso y Feliz 2013

      Eliminar
  2. ¡Ay! La felicidad, ese estado de embobamiento que adormece los instintos y enseguida crea una adicción que minimiza otras búsquedas.
    Hay que ser felices por obligación. Si no hay quien te la ofrezca, búscala, págala, arráncala aunque sea debajo de las piedras, sea grandes o en nimias cosas.
    Sin darse cuenta que esa misma obsesión por su búsqueda es la que causa la infelicidad
    Perdón Soledad.
    Un fuerte abrazo y mucha salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Levantemos todas las piedras que sean necesarias, removamos si es preciso todos los vientos y molinos a nuestro alrededor... Está ahí, sólo hay que tener ganas de conseguirla.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hello my dear friend Soledad, and I was reading your website, I just wanna say I really love it! The overall look of your website is fantastic , as well as the content! Congratulations for your amazing work ! I follow your blog (111)... Hope you'll follow me back.... I wish you Happiness and Joy… And Blessings for the New Year. I wish you the best of everything… That you so well deserve.
    Greetings from Rio de Janeiro/ Brasil
    Nelson

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks for your visit and your words. I follow you too.

      Hugs.

      Eliminar
  4. A pleasant morning to you :) great to be here, visiting at your site... keep up the great work

    ResponderEliminar
  5. Buenos días ¡Ola, Soledad!
    La felicidad solo llega cuando no somos objetos de otros, sino sujetos de nosotros mismos

    Siento no haber entrado ante pero después del fallecimiento de mi madre la verdad no es que tenia gana de nada, La felicidad se asienta en los recursos emocionales, los cuáles aumentan a medida que se van cumpliendo año

    Es bella tu entrada para estas fechas tan señalada, estos días todos nos volvemos muy melancólicos,


    “El deseo de todos es que esta navidad la humanidad tenga un momento de paz y que el año nuevo sea un año en que todos podamos ser felices, pasen una feliz navidad y un prospero año nuevo”
    Un abrazo muy fuerte
    Te deseo unas maravillosas fiestas y Feliz Navidad


    http://nsa31.casimages.com/img/2012/12/18/12121811322913295.gif

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes Lola, a veces la vida nos marca los plazos y los tiempos, hace poco pasé por algo igual, y fue como entrar en un gran agujero del que todavía estoy, en parte, saliendo, hay pérdidas que son irreemplazables y eso es así por mucho que tratemos de evitarlo. Pero bueno, la vida, si algo tiene, es que nos obliga a seguir camino, y con ella, inevitablemente, también van nuestras emociones. La vida son etapas y hemos de ir superando todas una a una, sobreponernos al dolor, forma parte de casi todas ellas.

      Mi deseo, sé muy feliz... siempre.

      Un abrazo muy fuerte con todo mi cariño.

      Eliminar
  6. Gracias por visitarme Soledad. El tema ha sido muy bien expresado en tu texto; sí, la felicidad nos abre sus puertas a cada instante, en las pequeñas cosas de todos los días, debemos aprender a afinar la mirada del alma, para percibir esas gotitas de luz...
    Saludos y felicidades!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirella, todo un placer visitarte. Hemos de tratar de mantener abiertas las puertas y las ventanas, aunque en fechas así, a algunos se nos cierren un poquito por la añoranza de los seres queridos. Pero como se dice siempre, la vida sigue, y debemos seguir camino hasta llegar lo más cerca posible de la "felicidad", de la nuestra y de la de los que nos rodean.

      Feliz 2013

      Eliminar
  7. Sí es cierto, no sabemos mucho del viaje, tampoco demasiado sobre nosotros. Con tu permiso me quedo por tu blog. Te animo a conocer el mío.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jaal por visitarme. No saberlo todo es lo que hace que todavía tengamos fuerzas para seguir avanzando.

      Besos y feliz 2013

      Eliminar
  8. Bonita a tua reflexão.
    Parabéns, do meu ponto de vista você acertou em muitas coisas.
    Seu blog é fascinante, gostei muito dele e estou seguindo!
    Tenha um final de semana maravilhoso
    E continue sempre postando, vou estar sempre aqui curtindo suas ideias!

    beijinhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gabi, me alegro de que te guste lo que aquí expongo, es parte de mi vida y como tal arrastra un poquito de mi también.

      Abrazos y feliz 2013

      Eliminar
  9. Feliz 2013 Soledad, es un gusto visitar tu Blog, es muy ameno e interesante.
    Un gran saludo y felicitaciones de Oz, desde:
    http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, me alegra verte por aquí.

      Feliz 2013

      Eliminar
  10. El viaje no es el principio ni el final.
    El viaje en si,
    son todas las cosas que nos van sucediendo
    mientras vamos andando el camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La felicidad en cualquiera de sus grados, ha de ser una parte incondicional de nuestro viaje, hemos de tratar que esté presente en nosotros y en quien nos rodea durante todo el trayecto.

      Un abrazo

      Eliminar